Siiii, mi gente beia


Si señoras y señores.
Era la venezolana (casi argentina) Caterine Fulop.
Un beso en las nalgas a los que acertaron.

1 comentarios:

serpiente venenosa dijo...

Un beso a las nalgas, ok. No se les ocurra entrarle con algo muy puntiagudo porque revientan. Son dos globos llenos de silicona (como su cerebro)